Me opongo firmemente a la condescendencia

«A lo largo de los años he intentado llamar la atención sobre la discriminación, la marginación y los crímenes cometidos contra nosotros, contra los Sinti, con claridad y contundencia. Soy una rebelde alborotadora para las mentes biempensantes porque me aferro a la verdad y no admito el elogio condescendiente de los benevolentes. En sus ojos, puedo leer…

Te aves baxtali, bibie! ¡Felicidades Tía!

“No abundan las personas  gitanas mayores. No. Desde hace años hay evidencia científica de que la esperanza media de vida de la población romaní es menor. Así que el mero hecho de encontrar a una gitanica con 95 años ya es motivo de alegría. Además, en el caso de la Tía Philomena se dan unas circunstancias que hacen de su vida un verdadero milagro.”

El Convoy Z

Todos los gitanicos del Convoy Z fueron registrados e internados en el campo específico de familias gitanas, en Birkenau, donde las condiciones eran incluso más execrables que en el propio Auschwitz: la mitad murió en los siguientes 6 meses a causa de las enfermedades, las fatigas, el hambre, la extenuación, el frío.