La normalización del racismo: el olvido de Leonarda Dibrani

Leonarda tenía un horizonte de futuro. Valls y Hollande, dos machipayos, se lo destrozaron. Esto debería horrorizar a cualquier persona pero especialmente a las gentes sensibles, feministas, de izquierdas… pero no es así. Y no es así porque Leonarda es gitana y ustedes son payos. Eso es el antigitanismo y su normalización: que a nadie le importe Leonarda y que se “normalice” la relación con un racista.