Una contranarrativa descolonial contra el Antigitanismo

El pasado mes de septiembre participamos en el Congreso Internacional Educación, Derechos e Igualdad para el Pueblo Gitano organizado online desde Argentina por Universidad Nacional de la Patagonia Austral, con una comunicación titulada «Pretendemos gitanizar el mundo una contranarrativa descolonial contra el antigitanismo» mediante la cual queríamos trasladar a las y los congresistas nuestra experiencia y las enseñanzas que nos aporta este camino. Y para ello, empezamos por situarnos ya que consideramos que el conocimiento situado es clave para el diálogo. A continuación explicamos en qué consiste nuestro proyecto de activismo para, finalmente, concluir con algunas de las enseñanzas que podemos extraer de este proceso.

Para quienes no participaron en dicho congreso, a continuación os reproducimos el texto de nuestra comunicación.

¿Quiénes somos?

Hace décadas que la profesora Haraway explicó cómo en la producción del conocimiento el lugar que ocupa la persona que enuncia tiene unas consecuencias en lo enunciado, es decir, que no existe una ciencia objetiva, que todas las personas estamos atravesadas de creencias y prejuicios y que estas creencias y prejuicios afectan a la manera en que percibimos los hechos y a cómo los narramos.

Como seres humanos somos subjetivos, pero como científicos pretendemos ser objetivos. Y eso es imposible. Las personas gitanas sabemos muy bien que lo que ven los ojos de un gachó no tiene que ver en absoluto con lo que veo yo por mis propios sacáis (ojos en caló, derivado del romanó jakha).

Por tanto, a la búsqueda de una intersubjetividad que posibilite la intercomprensión y permita a la persona que nos lee o nos escucha situar nuestras afirmaciones tanto en el espacio/tiempo como en el sistema-mundo vamos a tratar de situarnos que equivale a tratar de situar nuestro pensamiento y el lugar desde el cual lo enunciamos y tratamos de producir y divulgar conocimiento en torno al Pueblo Gitano.

Silvia Agüero —mi esposa— nació en Vallecas, uno de los barrios de mayor tradición obrera y reivindicativa de Madrid, en 1985. Creció adoptada por una familia paya con fuertes sentimientos antigitanos que proyectaron sobre ella lo que la motivó a buscar sus raíces gitanas. En ese reencuentro, vivió durante años en un gueto gitano y sobrevivió con las mismas tácticas económicas que las demás gitanas de su entorno: recogida de aceituna, venta ambulante, trapicheos al filo de la legalidad…

Inició su labor profesional en Radio Vallekas, una de las primeras radios comunitarias españolas. En la actualidad colabora en medios de comunicación como Pikara Magazine —la principal revista feminista española—, elDiario.es o AraInfo.

Se define como gitana mestiza, feminista y lactiactivista, es decir, activista pro lactancia.

A su trabajo intelectual se deben las definiciones de conceptos tales como violencia etno-obstétrica, antigitanismo patriarcal o machipayismo.

Yo nací también en Madrid pero en 1968. Junto con mi familia viví el fenómeno migratorio en Argentina como tantas otras familias gitanas españolas. Durante años residimos en el Hotel Parada de Buenos Aires, justo al lado de los 36 billares. Viajamos por todo el país, salvo la Patagonia, y mis padres vendían el lote (unas piezas de diferentes telas con las cuales se supone que se podían confeccionar las ropas de los hombres y las mujeres de la familia).

Al regreso a España nos instalamos en el Pozo del Tío Raimundo (Madrid), un barrio de gente obrera con una gran población gitana. A los 11 años comencé mi escolarización aunque yo ya sabía leer y escribir. Había aprendido leyendo tebeos.

Mi familia paterna fueron andarríos hasta comienzos de los años 1960’s en que se instalaron en Madrid en uno de aquellos barrios de chabolas autoconstruidas. En cambio, mi familia materna fueron gitanos caseros que residieron en el mismo pueblo manchego durante siglos hasta que no pudieron soportar la hambruna posterior a la Guerra Civil y tuvieron que desplazarse a Madrid.

Mi familia es una familia tradicional. He sido el primero y el único en obtener una licenciatura universitaria.

Desde joven he participado en el movimiento asociativo gitano español de diferentes regiones y he podido viajar por casi toda Europa y conocer así tanto a las personas activistas gitanas españolas como a las de Europa. También he tenido la fortuna de conocer a activistas gitanas y gitanos de diferentes países de América.

Aunque soy sociólogo y máster en investigación educativa, he tenido que buscarme la vida con el comercio tanto sedentario como ambulante.

Tuve la suerte de conocer a Marcel Courthiade y aprender con él y otros grandes de la cultura gitana como Nicolae Gheorghe, Santino Spinelli, Rajko Djuric u Orhan Galjus el romanó que como saben no se habla en el seno de las familias gitanas españolas. Esto ha hecho que, en España, mucha gente crea que soy un referente en el ámbito lingüístico y ha motivado que me haya implicado en diferentes proyectos relacionados con la enseñanza y divulgación de nuestra querida lengua.

Ambos, Silvia y yo, somos militantes de izquierdas. Y somos activistas. Es nuestra pasión. Creemos que podemos contribuir al necesario cambio de las relaciones de poder que haga posible la mejora del bienestar de nuestra gente.

¿Qué es Pretendemos Gitanizar el Mundo?

A lo largo de nuestra peripecia vital hemos ido comprendiendo que el Pueblo Gitano está sometido a un sistema de opresión racista que es la principal causa de nuestra exclusión social y de nuestra marginación política y cultural. Así mismo, hemos entendido que había que tratar de erosionar esas lógicas poniendo de manifiesto las tensiones que las atravesaban. Como ven, esto tiene mucho que ver con el llamado giro descolonial.

Y para ello, consideramos que había que promover una contranarrativa que implicara tanto la puesta en evidencia de ese sistema opresor como la puesta en valor de la capacidad agencial de nuestro Pueblo y nuestra cultura, es decir, que, por un lado, era necesario desmontar el relato que había sido construido en torno a nuestra existencia en el mundo por el pensamiento predominante gachó y, por tanto, antigitano y, por otro, dotar de argumentos a favor de nuestra episteme, de nuestra cultura, de nuestra particular forma de estar en el mundo. Nos hacen falta héroes y heroínas y nos hacen falta épicas narrativas para contrarrestar el espejo deformante a través del cual los payos nos habían hecho mirarnos: no, no somos el lumpen proletariat, no somos el producto de la exclusión y la marginalidad, somos los herederos y las herederas de una rica tradición de resistencia, de un legado resiliente, que seguimos ofreciendo al mundo como uno de los pocos espacios que aún conservan la libertad frente a las formas organizadas de opresión.

Realmente, la promotora principal es Silvia. Ella está más avezada en el uso de las TICs y de las Redes Sociales y su intuición le hizo ver que en ese ámbito había un potencial para el desarrollo de nuestro activismo.

Primero creamos un blog para dar salida a una enorme cantidad de material que se acumulaba en mi ordenador. Vimos que tenía aceptación. Que cada día subían las visitas y no recibíamos ataques antigitanos como suele ser habitual en cuanto algo relacionado con nuestro Pueblo se asoma a la arena pública.

Esa aceptación se daba y se da en el seno de colectivos ideológicamente cercanos: antisistemas, okupas, anarquistas, feministas, antirracistas… Así que el blog nos ha abierto las puertas hacia un mundo de otros activismos que no eran el movimiento asociativo gitano pero, a su vez, ha repercutido en el incremento de nuestro impacto ideológico y narrativo también en el seno del movimiento asociativo gitano periférico, es decir, menos institucionalizado.

A partir del surgimiento de estas interrelaciones (cada vez más gente invitaba a Silvia, sobre todo, a participar en eventos) vimos la necesidad de darle forma legal y creamos la Asociación Pretedemos Gitanizar el Mundo.

La hemos ideado como un espacio autogestionado y autofinanciado. Es decir, no recibimos ni recibiremos ninguna subvención. Ello nos da libertad.

Nuestras actividades están centradas en la creación y en la divulgación de esa contranarrativa. Para ello publicamos nuestro blog, escribimos en periódicos, impartimos charlas y talleres, hemos escrito un libro de próxima aparición (Resistencias gitanas) y vamos a publicar un anuario en papel.

Así pues, Pretendemos Gitanizar el Mundo es una asociación cuyo órgano de expresión es el blog homónimo, actualmente con gran presencia mediática, desde la que participamos en diferentes eventos relacionados con el antirracismo y otras reivindicaciones y luchas contra otras opresiones sistémicas.

Lecciones aprendidas

Lo primero que hemos descubierto es que fuera del movimiento asociativo gitano institucionalizado hay vida, es decir, hay un montón de gente gitana activista y necesitada de apoyo en sus luchas que está dispuesta a contribuir también en otras luchas. O sea, que no es verdad eso que nos cuentan de la apatía de la ciudadanía gitana.

En segundo lugar, también hemos aprendido que hay una serie de espacios en los que se nos escucha y se nos atiende: las casas okupadas, los feminismos menos institucionalizados, los movimientos contra otras opresiones. Espacios en los que anteriormente no había representación gitana. Y personas que están dispuestas a contribuir a nuestras luchas con sus cuerpos y sus acciones.

Y, tercero, que es posible una acción revolucionaria, con impacto real, autogestionada y autofinanciada.

Gitanizar el Mundo es una asociación sin animo de lucro y un sitio web gratuito en el que damos a conocer una contranarrativa de lo investigado, escrito y en general difundido de la Cultura Gitana. Escribimos artículos de divulgación científica y damos apoyo a instituciones y asociaciones que quieren luchar contra el Antigitanismo. Gitanizar el mundo no recibe subvenciones de ningún tipo. Queremos que te unas con una aportación consciente. Suscríbete a nuestra Zona+

Si tienes Pay Pal puedes aportar pinchando aquí:  ÚNETE AL PROYECTO

Numero de Cuenta Pretendemos Gitanizar el Mundo : ES25 0075 1385 72 0604912986

  • Si realizas tu aportación vía Pay Pal te mandaremos la contraseña para el acceso a los artículos de forma autómatica.
  • Si realizas tu aportación a través del numero de cuenta, escríbenos un correo a gitanizando@gmail.com y te mandaremos las contraseñas

También puedes Suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram:  https://t.me/gitanizando y así no te perderás nada.

2 comentarios en “Una contranarrativa descolonial contra el Antigitanismo

Responder a Unión Romaní Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s